Ingredientes

6 raciones
  1. Costillas de res en su forma original o en tiras
  2. Riñones de res
  3. Mollejas de res
  4. Chorizos de cerdo
  5. Morcillas
  6. Pollo tanto entero como en presas
  7. Tripas de res (conocidas en Argentina como chinchulines)
  8. a gusto Sal cantidad
  9. Nota: Las cantidades serán proporcionales a la cantidad de comensales. Habitualmente se estipula un promedio aproximado de medio kilo por persona
  10. Salsa criolla (chimichurri)
  11. Los dientes pelados de un ajo entero picados a cuchillo
  12. 10 a 12 cdas perejil picado a cuchillo
  13. 1 cda orégano picado a cuchillo
  14. 1/2 cda ají molido
  15. Pimienta negra molida a gusto (no una gran cantidad)
  16. 1 cda no muy grande de sal
  17. 1/2 taza vinagre
  18. 1/2 taza aceite (puede ser de oliva)
  19. 2 o 3 hojas laurel

Pasos

75 minutos
  1. Parillada: 
    Encender el fuego, preferiblemente con leña o carbón de leña.
  2. Dejar que se apaguen las llamas, esperando que solamente haya brasas.
  3. Poner en la parrilla las carnes de res, el pollo y los chorizos, procurando que en un principio el calor no sea muy fuerte (retirar a un costado el excedente de brasas), para no arrebatar con el mismo las carnes (sino puede quedar muy cocido por fuera y crudo por dentro).
  4. Esperar con esa temperatura unos veinte minutos a media hora, para ir agregando poco a poco más fuego.
  5. Cuando se observe que la carne ya está cocida de un lado darla vuelta para proceder a cocinarla del otro lado. Para aquellos que gustan de la carne jugosa se la retira antes, para aquellos que la desean más cocido se la deja el tiempo necesario hasta obtener el punto preferido. Las morcillas se dejan para el final, ya que habitualmente solo requiere que sean calentadas.
  6. Salsa (chimuchurri) 
    Se coloca en un recipiente, preferiblemente de vidrio o similar, los ajos, el perejil, el orégano, la pimienta, el ají molido, la sal, el aceite y el vinagre, mezclándolo todo.
  7. Se recomienda hacer esta preparación una 24 horas antes de utilizarla, dejándola de ser posible en el refrigerador, hasta un par de horas antes de ser utilizada.
  8. Poner en cada plato una o dos cucharadas de esta preparación, para que cada comensal la utilice con las carnes que se le van sirviendo.

Hay muchas cosas que delatan a una persona mentirosa o que cometió una falta, solo hay que saber detectarlas para así saber qué es lo que está ocultando. Como te quiero ayudar para que no sufras hice una lista de las cosas que realmente delatan a una persona traicionera. 

La boca y sonrisa: Esta constantemente humedeciendo sus labios además de que traga la saliva de otra manera. Tiene una sonrisa retorcida y muy distinta, en muchos momentos donde tiene que estar serios y se ríe, si ves que hace todo eso pues es porque tiene algo que ocultar. 

Sus manos: Cuando una persona está mintiendo o está muy nerviosa no puede mantener sus manos quietas, se toca el pelo, los labios, las orejas o mueve algún objeto. Sus nervios le juegan muy en contra, la típica actitud de una persona mentirosa. 

La sudoración: Este es otro factor que delata a un mentiroso, aparece más que nada en las manos y en la frente. 

Falsas acusaciones: Como él está en falsa escuadra te culpa acusa de cosas que no has hecho, proyecta todas las cosas en ti como si las fueras a hacer por este motivo es que cuando le preguntas algo evita las preguntas y directamente cuestiona y acusa. 

Ojos: Si no te mira fijamente, siempre está evadiendo el contacto visual y además parpadea mucho más de lo normal pues entonces quiere decir que oculta algo. 

Palabras sin sentido: Cuando tiene que expresarse no se le entiende nada porque se complica demasiado, se confunde con los periodos de tiempo, no se da cuenta o quizás si y lo hace para desorientarte y que no sospeches nada.